Pensando al DirCom Global


El Mundo según las Kardashian

Vender para seguir vendiendo, sin importar el qué ni el cómo. Ese parece ser la principal característica de quienes, desde el marketing, ven maravillados lo que han logrado las Kardashian/Jenner. Sin negar cómo han cambiado la “cultura pop” en la era digital, es un éxito que necesita ser examinado con sumo cuidado. Lo importante de Kim y compañía, no es sólo que “se han sabido vender”.

Marketing_Kardashian_Ética_1

Hace unos días comentaba con el amigo y cliente Carlos Ramos, cómo en el mundo de hoy, el show y la imagen parece ser el principal y único requisito para que una empresa o persona “venda”. Como Comunicador Estratégico eso me parece fantástico, una buena imagen y una reputación de marca fuerte es el principal objetivo de mi trabajo. Sin embargo, esa imagen debe estar sustentada por una identidad, construida en base a valores, experiencias valiosas, conocimientos y la generación de verdadera riqueza para la empresa/persona y su entorno social. Le comentaba a Carlos, que el que muchos puedan vender con nada o poco que aportar, es algo que les debemos a esta cultura que aplaude a las Kardashian/Jenner.

Un mundo donde existen burbujas comunicacionales, pura imagen y show sin sustento, es algo que les debemos. Es el Mundo según las Kardashian.

Marketing_Kardashian_Ética_2

¿Qué promueven las Kardashian? Pues nada. No lo digo yo, lo dice un artículo publicado por Refinery29 para responder a una petición en change.org que les pedía publicar menos sobre la mediática familia:

“(…)no vinieron a tener preminencia por ningún talento en particular. (…)Ellas no hacen nada, excepto…existir. En lo que desde ahora se conoce como La Paradoja Kardashian, las Kardashian y las Jenner son famosas por su talento para ser famosas.

(…)Deben agradecerle a Kris (la mamá) por eso, por alcanzar el sueño americano de construir algo a partir de la nada.”

Recurriendo nuevamente al artículo, esta paradoja de la fama por la fama y para la fama (y que fue primero aprovechada por Paris Hilton y compañía), ha hecho metástasis en la sociedad. Desde Obama hasta speakers locales, desde políticos hasta consultores profesionales, han pasado a considerar que este “talento para ser famoso” es una competencia tan importante, que pueden incluso descartar otras cosas, como propuestas profundas a sus electores, experiencias verdaderamente valiosas, actualización profesional, estrategias responsables, etc. Esta espectacularización de la sociedad que las Kardashian usan para vender prendas de ropa (incluso de piel) o sus programas de televisión, la usan otros para ganar elecciones, vender servicios profesionales, conferencias, etc.

Marketing_Kardashian_Ética_3

Sin embargo, aprovechada de manera consciente, la influencia de las Kardashian puede tener consecuencias sumamente positivas para todos quienes hacemos vida en esta era de lo digital.

A pesar de hacerlo en un ejercicio de narcisismo, las Kardashian son también responsables de recordarnos que no hay mejor producto que uno mismo, y que aprovechar creativamente al máximo los medios digitales (otro ejemplo) y otros canales de comunicación a nuestro alcance, puede generar grandes retornos. Ya queda de nuestra parte hacer de nuestras Marcas Personales más que un show, y sustentarlas en nuestros valores, en nuestra experiencia y preparación, en esos talentos y capacidades que nos hacen especiales…todos aquello que nos permite crear verdadero valor social.

Marketing_Kardashian_Ética_4

Aunque no aplique directamente al tema, las Kardashian también serán responsables al largo plazo de aumentar la tolerancia a la diversidad en la sociedad occidental. Son una familia cada vez más mixta racialmente, y además, su fama ha servido para que se vea con compresión y positividad a Caitlyn Jenner, cuando los transgénero siguen siendo una minoría tan incomprendida como excluida.

Como ciudadanos del mundo global que somos, como hiperusuarios en que nos hemos convertido gracias a la hiperconectividad, debemos aprender que somos parte de un entorno, al cual no podemos explotar sin medida, sin ofrecer algo valioso. En particular, quienes trabajamos en las distintas disciplinas de las comunicaciones, debemos esforzarnos por erradicar esa concepción que leía esta mañana con asombro: “en la guerra, el amor y el marketing se vale todo”; sin ética y responsabilidad, no hay justificación posible. 

La Marca Personal, mucho más allá de las redes sociales.

Marca_Personal_Redes_Sociales_1

El increíble auge de las redes sociales, ha hecho que muchas veces se les vea como la panacea, como la raison d’etre a la hora de comunicar y de construir marcas. Sin embargo, a veces parece olvidarse que su existencia debe estar soportada por una estrategia, donde son sólo un canal más de comunicación, otro “touch point” con nuestros públicos. A la hora de construir la Marca Personal, a veces pasa lo mismo. Muchos expertos y programas que nos hablan de Marca Personal o del Personal Branding, parecen centrarse en darnos estrategias para la gestión de nuestra presencia web. Esto es solamente una parte del trabajo.

Una marca personal es el conjunto de ideas, experiencias y sentimientos que socialmente se asocian a una persona, en base a cómo ese individuo crea valor para la sociedad.

Marca_Personal_Redes_Sociales_2

La construcción de nuestra Marca Personal comienza por conocernos a nosotros mismos, por saber hacia donde queremos ir. Tener una Marca Personal debe partir de nuestra propia identidad individual y metas (profesionales y personales), conociendo nuestras capacidades y particularidades. Estemos conscientes o no de ello, es un trabajo que realizamos las 24 horas del día, los 7 días de la semana, en base a lo que hacemos y decimos en cada uno de los ámbitos en los que nos desarrollamos.

Todas esas personas con las cuales contactamos diariamente, bien sea por medios reales o virtuales, se hacen un Imagen de nosotros, y con el paso del tiempo, construyen su propia concepción sobre quienes somos; es lo que llamamos reputación. Conscientizar esto, nos ayudará a gestionar de mejor manera como nos ven, para que tengan un perfil nuestro compatible con los objetivos que nos hemos planteado para nosotros mismos, a mediano y largo plazo.

Como nos cuenta Juan José Larrea, del Grupo DirCom, nuestra imagen y reputación son elementos clave para nuestra carrera.

Marca_Personal_Redes_Sociales_3

Para llegar a construir nuestra Marca Personal, y como les contaba en mi primer post de la serie “Social Media y Personal Branding para Nativos Digitales“, debemos pasar por el diseño de estrategias para gestionar nuestra imagen pública, atendiendo a quienes somos, lo que hacemos, lo que creemos, y destacando aquello que nos hace “especiales”, eso que nos diferencia de personas y profesionales con un perfil similar al nuestro. La redes sociales y nuestra presencia web vienen a constituir canales importantes para estas estrategias, pero también vienen a tener un papel importante (incluso más importante), nuestras competencias comunicacionales de uso diario, como nuestra presentación personal, oratoria, habilidades de negociación y relacionamiento, etc. 

Gracias a nuestro día a día, todos tenemos una Marca Personal, que las redes sociales, sólo han venido a acentuar y a hacer mas evidente. Entenderla y gestionarla para convertirla en una herramienta que nos ayude a generar bienestar y nuevas oportunidades, es una necesidad del mundo contemporáneo.

Marca_Personal_Redes_Sociales_4

INSIDE SCOOP

Aprovechando este post de Marca Personal y de todo aquello que nos diferencia, vuelvo a compartirles un poco de ese buen pop Made In Korea que tanto me gusta, y que hace tanto no recomendaba por acá. Una buena balada de onda feliz no les cae mal a nadie, y menos si viene con un buen vídeo de los reyes del K-Pop:

Y si prefieren las baladas mas melancólicas, pueden ver la continuación:

Cupones de Descuento: Estrategia de Posicionamiento para las PYMES

Posted in Publicidad por Samuel Salazar Morales en 2 de septiembre de 2013
Tags: , , , , , , ,

Un cupón de descuento es un vale, que permite al consumidor acceder a un producto o servicio con una reducción determinada en su precio. Más allá de ofrecer a los clientes una manera de estirar el presupuesto, es una estrategia que permite a muchas empresas incrementar sus ventas y caminar hacia el posicionamiento esperado, mucho más a las PYMES (Pequeñas y Medianas Empresas).

Los cupones de descuento nacieron en Estados Unidos en 1887, de mano de una de las marcas globales con mayor valor hoy en día: Coca-Cola. La estrategia fue vital para dar a conocer la naciente bebida, que gracias a los cupones físicos repartidos, llegó a ser probada por aproximadamente un 12% de la población estadounidense de la época; distribuir gratuitamente esas 8.500.000 unidades fue primordial para sentar las bases de lo que Coca-Cola es hoy en día. La historia de los cupones de descuento, que pueden revisar brevemente en este post o en esta ilustrativa infografía, nos prueba que el caso de Coca-Cola no está aislado.

Hoy, en plena era digital, es mucho más el provecho que se le puede sacar a los cupones de descuento, gracias a la mejor segmentación lograda por las publicaciones impresas y por los servicios que ofrecen cupones online.  Es justo a través de esta última modalidad que el fenómeno ha resurgido en nuestra América Latina, dada la alta penetración de internet en la región y el costo comparativamente bajo para que una marca participe. Se ha convertido en una estrategia con alto nivel de efectividad para ofrecer los productos y servicios de nuestras empresas, de manera atractiva y con mayor alcance.

En el caso de las PYMES, la relación costo/beneficio puede ser sumamente positiva. Esto, más aún si el objetivo de branding es crear o aumentar el brand awareness, es decir, hacer que nuestros públicos objetivo sepan que la marca existe y qué ofrece. Muchas de las plataformas web de cupones de descuento, se valen de las tecnologías de la web 3.0 para lograr una mejor segmentación de sus consumidores, pudiendo las empresas clientes determinar si ofrecer la oferta en sus plataformas, les permitirá llegar eficientemente al público esperado.

Las posibilidades de lo que una marca puede lograr ofreciendo estratégicamente cupones de descuento son hoy infinitas, y deben ser considerados por DirComs, Directores de Marketing o quién cumpla sus funciones, como una oportunidad potencialmente valiosa dentro de su planificación.

INSIDE SCOOP

Hoy no pude dejar pasar el tema de los Cupones de Descuento, dada la problemática que existe en Venezuela, que ha causado no sólo una imposibilidad en su uso, sino también un descontento en la opinión pública, expresado en Redes Sociales con el hashtag #QuieroMisCupones.

Como nos cuenta la Revista PRODUCTO, aunque las empresas que ofrecen cupones de descuento online operan desde 2010, no fue sino hasta unas semanas que el INDEPABIS, autoridad nacional de “protección” al consumidor, se percató que las empresas no cumplen con los requisitos de la “Ley de Tarjetas de Crédito, Débito, Prepagadas y Demás Tarjetas de Financiamiento o Pago Electrónico”. Las empresas no están inscritas ante SUDEBAN, máxima autoridad gubernamental sobre la banca, por lo que “no pueden ofrecer garantías” al consumidor en casos de estafas. Esta omisión, comenzada por las empresas y perpetuada por el INDEPABIS, ha dado lugar al establecimiento repentino de nuevos obstáculos y requisitos burocráticos para el restablecimiento del servicio.

El Estado Venezolano dice proteger al consumidor, pero son ellos parte de los públicos que han sido innegablemente beneficiados por la cadena de valor de las empresas “cuponeras”.

¿Y quién protege al emprendedor que ha logrado darse a conocer gracias a los cupones? Justo ahorita conversaba por teléfono con una emprendedora que ha ofertado en un par de ocasiones por uno de los portales, quienes además le han asesorado previamente a cada promoción. Si bien afirma que la ganancia con los cupones no es relevante, ha visto el Retorno de la Inversión (que además es bastante pequeña), en la llegada constante de nuevos clientes.

Lo complicado de la situación parece sólo posible con un gobierno como el que padecemos los venezolanos, creador de un aparato estatal hipertrofiado que pretende controlarlo todo, que genera no sólo ineficiencia, sino que además obstaculiza el crecimiento y diversificación de nuestra economía.

Como consumidor y como Comunicador Estratégico, yo también #QuieroMisCupones.

Página siguiente »

A %d blogueros les gusta esto: